¿Qué es un landing page y cómo usarlo para Vender?

by Andrea Bascani
24 noviembre, 2018

Un landing page también se conoce como una “página de aterrizaje” y su uso más común es como página de destino en campañas de marketing con objetivos de conversión.

usos de landing page - Andrea Bascani

UNA HERRAMIENTA DE CONVERSIÓN

Sobre los usos más comunes de un landing page.

Gracias al Internet y a los sitios web, la posibilidad de convertir visitantes en clientes es cada vez más real, así como lo es la oportunidad de cerrar ventas sin la presencia de un vendedor de calle o de tienda.

Y esto es así porque el consumidor ha adoptado una cultura de análisis, decisión y de compra online, que cada vez está más presente en su cotidianidad; las personas están muy acostumbradas a realizar transacciones en línea, entendiéndose no solo compras, si no descarga de materiales digitales, suscripciones a contenidos, estudios en línea, entre otros.

A la par de estos, las marcas están conscientes de la necesidad de desarrollar sus sitios web, aplicaciones e incluso sus redes sociales, para entrar en contacto directo y 24/7 con sus clientes, aprovechando cada micromomento de búsqueda y sus intenciones más firmes de compra.

De ahí que los landing page o las páginas de aterrizaje jueguen un papel muy importante en el desarrollo de la estrategia digital de marca, y que hoy venga a contarles desde mi experiencia, tres usos comunes que se le dan a esta herramienta de conversión por excelencia.

Usos comunes de un Landing Page

Comencemos aclarando que un landing page no sustituye a un sitio web, sea de promoción, tipo blog, o un e-commerce inclusive. Pero, en determinado momento pueden ser muy útiles para recolectar datos de potenciales clientes, por ejemplo, mientras se culmina el desarrollo del sitio web, o para una campaña de marketing específica y estacional, en la mayoría de los casos.

Para comprenderlo mejor, hagamos un ejercicio:

Imagina que quieres regalar en Navidad, como antesala a la Nochebuena, un ebook de las 10 claves para obtener mejores resultados en el 2019. Si cuentas con un sitio web, pudieras diseñar un banner destacado en el home, con el enlace de descarga del ebook o pudieras enviar a todos los visitantes al formulario de contacto de tu página para que lo llenen y te pidan el enlace de descarga.

Sin embargo, lo ideal sería que activaras un landing page propio para este ebook que vas a entregar, con un diseño (look & feel) ambientado en la Navidad si así lo quieres, y con un formulario de contacto donde pidas a los interesados aquellos datos que te son útiles para enviarles más información una vez realicen la descarga.

¿La razón de peso?

Estas páginas de aterrizaje evitan que las personas se distraigan en otras secciones o páginas de tu sitio web y no cumplan con el objetivo pensado. Sobre todo cuando tenemos una campaña de publicidad digital (en redes sociales, en buscadores u otra), es imperioso que re-direccionemos esas “pautas” a ese lugar en la web o dentro de la app donde la persona va a realizar la acción que deseamos y ninguna otra.

Por eso quise destacar 3 usos comunes de los landing pages, para que tengas en cuenta esta herramienta de conversión online tan importante. Veámoslo ya.

Primer uso: landing page para convertir visitantes en prospectos.

Si tu negocio es B2C (business to consumer) o B2B (business to business), puedes activar un landing page para convertir a las personas alcanzadas por tus anuncios publicitarios digitales (desde Adwords, desde Facebook o Instagram, desde Twitter, etc), en potenciales compradores de tus servicios y/o productos.

La clave aquí está en que cada uno de los campos del formulario responda a una característica o interés de segmentación, que haga más inteligente tu estrategia post-conversión y que tengas, a su vez, más oportunidades de cerrar la venta con ese prospecto a partir de la información recolectada.

De igual forma, los anuncios que realices para la campaña deben estar en coherencia absoluta con el contenido que las personas encontrarán en el landing. Por eso es importante que en las páginas de aterrizajes te apoyes con párrafos explicativos, carrusel de imágenes o con videos insertados en la misma, que soporten la información y la ÚNICA acción que quieres de los visitantes.

Netflix es un buen ejemplo para ilustrar este tipo de landing, pues las activa por serie con el objetivo de impulsar nuevas suscripciones a sus planes mensuales.

Segundo uso: landing page para anticipar la construcción de bases de datos.

Estás en proceso de desarrollo del website, para tu marca persona o tu negocio, y no tienes claridad de cuándo va a estar “al aire”. Es una situación muy común, porque llegar al sitio web ideal tiene sus detalles, sobre todo cuando muchas personas opinan y toman decisiones en torno a ella.

Por eso, activar una página de aterrizaje con un adelanto de lo que habrá en el sitio web completo, indicando que está en construcción y habilitando un campo para suscribirse a través del correo electrónicos a los contenidos futuros, te puede dar una idea de las características, intereses y gustos de los visitantes para perfilar la estrategia digital hacia ellos y su consumo.

Lo más importante es que este landing page sea TEMPORAL, y que no te lleve a abandonar el desarrollo de tu web en su totalidad. Solo es una herramientas complementaria para conversión, no un sitio web como tal.

 

Tercer uso: landing page para lanzamiento de productos nuevos.

Ok. Tienes una tienda online, no importa la cantidad de productos diferentes disponibles. Obviamente los tienes categorizados para mejor búsqueda y experiencia de usuario. Sin embargo, cuando recibes un producto nuevo, con alto potencial de venderse “como pan caliente”, lo mejor que puedes hacer es activar una campaña de lanzamiento con su respectiva página de aterrizaje.

Ejemplo: el nuevo iPhone XR.

Si Apple, o cualquier tienda de tecnología que quisiera impulsar la venta de este producto, o la compra anticipada como suele suceder, envía a todas las personas a su categoría de “smartphone/apple” los visitantes pudieran decidirse por otro modelo que no sea el iPhone XR, que es el foco finalmente de la campaña.

De ahí que lo más adecuado sea habilitar un landing page que incluya únicamente las bondades de este equipo inteligente, acompañado de unas fotos llamativas y de un único botón que invite a “comprar” o hacer el “pedido anticipado”. Ni más ni menos.

Otro consejos para tu Landing Page

Compra tu dominio, elígelo acorde a la marca que deseas posicionar, y evita nombres extraños o direcciones difíciles de pronunciar y/o compartir.

Aloja tu landing page en este dominio, con una URL que haga referencia a la información o campaña que impulsas en la misma. Por ejemplo; andreabascani.com/a-romperla-en-2019, si tuviésemos uno activo para nuestro concurso de Instagram que finaliza el 26 de noviembre de 2018.

Dedícate a hacer un diseño atractivo, pero cuidar de no abusar de elementos gráficos que puedan confundir o aturdir a los visitantes y perjudiquen el objetivo que te propusiste al activar el landing.

La creatividad y el texto explicativo marcarán la diferencia a la hora de lograr convertir visitantes en prospectos, ganar suscriptores e impulsar la venta de productos. Pero que no confundas la creatividad con algo “alocado” sin estrategia.

Te invito a leer mi blog anterior sobre Las 3 Claves para Vender en Redes Sociales, a propósito de mi participación en Caracas Visual 2018: el primer Congreso de Diseño y Negocios Visuales.

Aquí estoy